Reiki es felicidad, armonía y compasión

phoenix-sunrise-webFelicidad, Armonía y Compasión

©Tania Marie

Preciosa obra de arte de Tania Marie, maestra de Reiki y artista visionaria

visita su web: www.taniamarie.com

Mensaje en el agua de Reiki

En el libro Light in the Origins of Reiki de Tadao Yamaguchi, el autor nos muestra un experimento realizado por el japonés Masaru Emoto, autor del libro Mensajes del Agua en el que congeló agua a la que se le había practicado Reiki con el segundo símbolo que se aprende en Reiki 2 relacionado con la armonía, el amor y la sanación emocional, mental y psíquica.

Este es el resultado: un precioso cristal con su estructura perfectamente hexagonal, una muestra más del poder armonizador que Reiki tiene sobre el agua, y si recordamos que nuestros cuerpos están formados en un 70% por agua, podréis ver hasta qué punto Reiki puede ayudarnos. Para más información sobre el trabajo e investigación de Masaru Emoto, visitad su web. También podéis hacer click y descargaros el documento elaborado por Masaru Emoto: “Cristales de Agua“.

Una vida llena de Reiki

(c) Tadao Yamaguchi.

Este es el rostro y la sonrisa de una mujer que ha vivido Reiki cada segundo de su vida durante 65 años, Chiyoko Yamaguchi, madre del Maestro de Reiki y autor, Tadao Yamaguchi. Ambos fueron “redescubiertos” por practicantes de Reiki occidentales en la búsqueda por acercarnos más a los orígenes y la autenticidad de Reiki tal y como se practicaba en Japón. Chiyoko, hoy fallecida, ofreció mucha información sobre cómo se desarrollaban las enseñanzas de Reiki en los años 30 y cómo ella y casi toda su familia aprendieron este arte de curación natural por el cuál profesaron una gran devoción y cariño y mediante el cuál ayudaron a un sinfín de personas a lo largo de los años. Cuenta Chiyoko en el libro Lights in the Origins of Reiki (por traducir aún al castellano) que durante la Segunda Guerra Mundial su marido, así como muchos otros japoneses fueron enviados a combatir al frente y muchos terminaron hechos prisioneros en campos de concentración de Manchuria (China). Sin noticias de sus seres queridos, las mujeres como Chiyoko sólo tenían una forma de saber si sus maridos seguían con vida: practicar Reiki a distancia. Así, decían ellas, que al sentir el byosen (las acumulaciones de toxinas) de sus maridos en sus propias manos, deducían que estaban vivos y necesitados de Reiki. Durante toda la guerra y con dificultades por encontrar médicos al alcance de la mano, Reiki se convirtió en un auténtico salvavidas, según recuerda esta afable mujer.

Chiyoko fue iniciada en Reiki 1 y 2 ( Shoden y Okuden) por Chujiro Hayashi en 1938 y posteriormente obtuvo el nivel de maestría de manos de su tío, Wasaburu Sugano, en 1940.

Esta foto (Copyright de la familia Yamaguchi, extraída de Lights in the Origins of Reiki, Tadao Yamaguchi, Lotus Press Shangri-la) muestra al maestro Chujiro Hayashi en el primer seminario que impartió en Daishoji, Ishikawa en 1935. Ese día se inició en el nivel Okuden Katsue, la tía del autor del libro. No existen muchas fotos como estas que recogen el ambiente y espíritu de los seminarios de Reiki de la época. Había muchas mujeres contrariamente a las suposiciones de que este arte sólo era practicado por hombres y en concreto por miembros de la Marina japonesa. No existía prohibición alguna de que las mujeres llegasen al nivel de Shihan o maestro.

Los fundamentos filosóficos y vitales de Reiki

Poemas Gyosei

Selección de entre los 125 poemas del Gyosei, compuestos por el Emperador de Japón Meiji el Grande (1852-1912) siguiendo la métrica Waka. Mikao Usui seleccionó personalmente 125 de los más de 10.000 poemas compuestos por el Emperador por considerarlos portadores de una sabiduría esencial en la práctica de Reiki.

“Profundos cambios ocurren cuando las personas desaparecen, pero la luna, en una noche de otoño, permanece siempre igual”.

“Azul claro y sin nubes, el Gran Cielo…yo también quisiera tener un espíritu así”.

“Cada vez que pienso en los campesinos sufriendo el calor en los campos de arroz, no puedo decir que hace calor, aún cuando lo haga”.

“Se requiere tanta lluvia para obtener el color perfecto de las hojas de arce, y sin embargo con un simple soplido de viento, desaparecerán volando”.

“Comprende la vida observando cómo la piedra ha sido ahuecada por la lluvia. No te aferres a la ilusión de que nada cambia”.

“Ninguna emoción negativa hacia el Universo o crítica hacia otras personas ocurrirá si presto atención a mis propios errores”.

“Hay tanta culpabilidad en el mundo, así que no te preocupes por ello demasiado”.

“Siendo amigos, siendo capaces de mostrarnos mutuamente nuestros errores, esa es el templo verdadero de la Amistad”.

“Tempestuoso mundo, mente humana, permanece quieta como el pino enraizado en la roca”.

“Por un momento tempestuosa, por otro serena… la ola del océano… es justo como la existencia humana”.

“Si el entorno del que procedes es próspero y sin problemas personales, tus obligaciones humanas serán facilmente olvidadas (superadas)”.

“Algunas veces, en este mundo, el viento sacude la casa, pero los problemas se superan si las ramas (los hermanos) del árbol (la familia) crecen armoniosamente”.

“Ocurra lo que ocurra en cualquier situación, es mi deseo que el espíritu permanezca sin límites (libre).”

“En lugar de comprar muchas medicinas, es mejor que te ocupes de tu propio cuerpo”.

“Por las noches, el sonido de los mosquitos me hace cuestionarme, en qué orilla del río y en qué campo pasaron la noche aquellos que fueron a la guerra”.

“Jóvenes japonesas, estudiad duro y considerad a todas las personas virtuosas como vuestros maestros”.

“Lo que es más placentero de las flores brotando junto al estanque, es que siguen flotando después de caer a él y puedes apreciar la belleza de su forma”.

“Amoldándose al reflejo de la luna en el estanque, la humildad de la luciérnaga ocultándose tras los tallos del junco…”

“La piedra preciosa más hermosa, sin imperfección alguna, puede perder su brillo por una mota de polvo, si no tomas buen cuidado de ella.”

“Estudiantes: no compitáis entre vosotros, más bien, dad un paso tras el otro”.

“Aunque vivas en un mundo muy ajetreado, no te olvides de cuidar de tus propios padres”.

“Aunque la hierba no parezca muy prometedora, podrías encontrar plantas medicinales en medio de ella, siempre que mires con cuidado”.

“Estudiantes graduados: podéis pensar que ya habéis llegado a vuestra meta, pero en verdad, nunca se acaba de aprender”.

“Cuando sembré, pensé que las semillas eran todas iguales. Pero ahora florece, con una variedad de flores, la clavelina…”

“Una roca obstruyendo el río incrementa el sonido de la cascada de forma tal que no puedes escuchar el sonido del agua fluyendo, ni ningún otro sonido”.

“Vergonzoso topo, te labraste tu camino bajo tierra, y todas las raíces de lo que había plantado murieron”

“No importa cuán lejos vayas, mientras camines por el recto sendero, ningún peligro te acechará.”

“Las cosas pueden suceder de modo inesperado. A lo que tienes que prestar atención, es a tu propia atención.”

“¡Un espejo divino cubierto con hojas del árbol Sakaki brilla tanto en ausencia de las nubes!. Gentes, pulid bien vuestra alma hasta que brille como el espejo”.

“El desacuerdo de una persona sincera es considerado como una gran medicina preventiva”.

“Yo (aún siendo el Emperador), puliré el espejo de mi mente aún más, aprendiendo de personas ordinarias que tienen una gran claridad mental”.

“Ninguna emoción negativa hacia el Universo o crítica hacia otras personas ocurrirá si presto atención a mis propios errores”.

“El agua es suficientemente adaptable para permitir que un contenedor cambie su forma, sin embargo es tan poderosa que es capaz de traspasar incluso una gran roca”.

Traducción libre del Gyosei: reikiantequera.com

La foto del maestro con sus alumnos

Mikao Usui y alumnosMikao Usui rodeado de sus alumnos, en primera fila, la cuarta persona sentada, contando por la derecha. Una foto histórica que ha salido recientemente a la luz gracias a las investigaciones y esfuerzos de varios maestros de Reiki que viajaron a Japón en busca de las raíces de este amable arte. Me encanta ver que no hay distinciones entre sexos ni espero entre castas sociales. Parece que ya en aquella época, Reiki era tan democrático como ahora: fluye en todos nosotros, sin distinciones de edad, credo, posición social; como debe ser, tal como fluye el Amor Incondicional: sin rollos.



Anuncios